WOB NIDUS – Pensando en las necesidades del bebé

Diseño al servicio del bebé, para su confort y seguridad 

El nuevo cochecito para bebé de WOB está diseñado para ofrecer el máximo confort al bebé en condiciones extremas de ausencia de espacio, ascensores pequeños, tramos largos de escaleras, acceso a transportes públicos, etc. Se han inspirado en Japón ya que es una de las ciudades en la que las situaciones son más extremas:

  • La limitación geográfica: Los volcanes cercanos obligan a la población a concentrarse en zonas habitables. Sólo el 30% de su superficie es apta para edificación.
  • Exceso de vibración: Constantes movimientos sísmicos y terremotos a diario. Estas condiciones les han obligado a desarrollar una tecnología innovadora y única en el mundo que afronta la vibración con flexibilidad en lugar de con resistencia.
  • Exigentes con las necesidades del bebé: La cultura japonesa defiende que si durante los tres primeros años de vida un bebé es feliz, el día de mañana será un adulto equilibrado. Esta felicidad no está sujeta a un bebé que ríe mucho y llora poco, sino al hecho haber respetado sus fases de crecimiento y desarrollo óptimos. No solo físico sino emocional y psicológico, porque todos están vinculados entre si. ¿Os suena? ¿Algo parecido dice la crianza respetuosa, no?

Seguro que habéis oído hablar de países donde solucionan las condiciones extremas (como nieve, playa, bosques, etc) con cochecitos robustos, de estructuras grandes y algo pesadas. En Japón esto no es posible debido a lo anteriormente descrito, pero no quieren renunciar a cubrir las necesidades del bebé. Por lo tanto optan por cambiar robustez por flexibilidad. Y es sobre este concepto sobre le que está inspirado el NIDUS, que sin ser un carro 100% japonés, se inspira en su tecnología para traer a España una solución adaptada a nuestra cultura.

Las necesidades del bebé y de los padres

7 necesidades del bebé cubiertas por el NIDUS:

Para entender la filosofía del NIDUS hay que analizar las necesidades del bebé, en primer lugar.

  • Ausencia de vibración: Al nacer, las fontanelas están abiertas y hasta los 18 meses, existe una distancia considerable entre el cráneo y el cerebro por lo que hay que evitar por todos los medios que se produzcan vibraciones para no alterar el ritmo de descanso y vigilia.

El NIDUS está dotado de un sistema de amortiguación en 2 fases diferenciadas:

Fase de Recién Nacido hasta 6 meses y fase a partir de 6 meses. Para ello, juega con 4 elementos para adaptar la amortiguación a sus diferentes etapas: Altura de Hamaca/capazo, colchón, chasis y ruedas.

  • 1A.- Fase de Recién nacido:
  1. Regulación en altura de capazo: Cuanto más pequeño es el bebé, más bajo necesita ir el capazo en terrenos irregulares para que oscile lo menos posible, por lo que desde recién nacido irá en la posición 1 (Ia más baja)
  2. La amortiguación de las ruedas es dura en esta primera fase, y el peso no es suficiente como para que el chasis (que es flexible) empiece a actuar, por lo que la pieza encargada de amortiguar cuando se utiliza el capazo es su colchón, el cual está dotado de dos pisos: El primero (compacto) reduce considerablemente el 90% de la vibración transmitida del asfalto al colchón. El segundo (mini-cubos deformables) elimina la vibración residual, que de otra manera se transmitiría a la cabeza. Los mini-cubos están formados a su vez por cuatro mini-cubos, consiguiendo que, ni la la cabeza ni cualquier otra parte del cuerpo, entre en contacto con ninguna superficie rígida y adaptándose a las diferencias de peso que existen entre cada una de las zonas del cuerpo, eliminando no solo la vibración, sino la sensación de presión. Es el primer colchón con sistema presión cero, que además se ve complementado por la inclinación de 5 grados con la que se ha confeccionado el textil.
  3. La base del capazo tiene una inclinación de 5º, de manera que la cabeza se encuentre levemente por encima de los pies. Esta inclinación servirá para mantener la cabeza ligeramente elevada, repartiendo su peso (que es el más elevado) por la espalda y minimizando el riesgo de plagiocefalia posicional (aplanamiento del cráneo).
  • 1B.- Segunda Fase: (hasta 10 kg aprox.): Una vez que el bebé ha salido del capazo (uso recomendado del mismo 6 meses) pasará a la hamaca de la silla. Cuando el peso es más bajo, la amortiguación se lleva a cabo levemente por las ruedas y en mayor medida por la flexibilidad del propio chasis, el cual, absorbe buena parte de la energía en esta fase. La altura de la hamaca en este punto puede ser en el nivel 1 ó en el 2. Y en la espalda debemos siempre proporcionarle una superficie de apoyo, que se encuentra en la colchoneta.
  • 1C.- Tercera Fase: (A partir de los 10 kg): A medida que el peso aumenta, la amortiguación de las ruedas empieza a actuar, se invierte el esfuerzo del chasis recayendo la mayor parte del trabajo en la amortiguación de las ruedas y en este punto, debido a que el peso del niño y la amortiguación de las ruedas están compensados, la hamaca puede colocarse en la posición más alta, pero la colchoneta igualmente la mantendremos. La colchoneta de la hamaca viene con un tejido de verano y otro de invierno.
  • Espacio Suficiente: El bebé recién nacido necesita espacio por dos motivos: Para poder efectuar movimientos reflejos de ajuste de tendones y músculos y para aumentar su capacidad torácica, ya que los pulmones están en desarrollo. Así que cuenta con un capazo amplio, sin ningún tipo de accesorio interior con el que golpearse o que le limite de algún modo para poder colocar los brazos a cada lado del cuerpo, posición natural para ellos.
  • Reparto de presión: La presión cuando el bebé va en el capazo se reparte por los mini-cubos del colchón, y cuando va en la hamaca, lo hace gracias a su colchoneta y a los cuatro puntos de apoyo que tiene una hamaca en forma de 4 tumbado, como es la del NIDUS. Con este tipo de hamaca, la sangre circula correctamente porque los puntos de apoyo se reparten en 4 zonas: cabeza, dorsales, y corvas.
  • Cambios de posición suaves: Puesto que es importante respetar el ritmo del sueño, si queremos modificar su posición, hay que hacerlo de la manera más suave posible, sobretodo si está dormidos. Es normal ir paseando y que el niño se quede dormido mientras va sentado. En esas condiciones, lo más idóneo es una hamaca basculante para que no noten el cambio de posición, porque al mismo tiempo que bajamos la cabeza, suben sus pies, por lo que la columna vertebral no experimenta ningún cambio de posición en ningún punto. Ese sistema de basculación es el más confortable y menos agresivo, para niños y adultos.
  • Ausencia de luz: La piel de los párpados de los recién nacidos es muy fina, por lo que, a pesar de que esté dormido, la luz traspasa pudiendo afectar al descanso, salvo que le mantengamos en un entorno oscuro. Para evitar que esto suceda, la visera de la capota es de un material rígido por donde no pasa la luz. Siendo una capota única tanto para capazo, como en silla.
  • Protección solar: Siendo la piel especialmente vulnerable a rayos solares, es importante mantener al sol a raya. Para eso, los tejidos básicos de todo el carro son negros, y grises, ya que cuanto más oscuros son, más protegen de sol. Ademas la capota cuenta en la parte trasera con una ventilación cuya malla interior es anti-uva. Esto, unido al tipo de tejido y a la visera rígida, protege del sol evitando la concentración de calor debido a la ventilación. No obstante para evitar el exceso de sol es importante evitar las horas más calurosas del día, sobretodo en verano.
  • Temperatura estable: El sistema de regulación térmica del bebé es muy lento, por lo que les cuesta mucho adaptarse a una nueva temperatura. Esto se pone de manifiesto sobretodo cuando entramos desde la calle a un centro comercial o al revés. El cambio de temperatura es siempre muy brusco con independencia de que estemos en invierno o en verano. Para eso es necesario utilizar materiales térmicos y que no alteren la temperatura. En el caso del capazo no vamos a encontrar plástico. Su base es de DM transpirable, evitando que se acumule la humedad. Sobre esa base va el colchón que viene cubierto con una funda no desenfundable de lyocel (material 100% natural, de origen vegetal obtenido de la pulpa de la madera mediante proceso completamente ecológico y es capaz de absorber un 50% más de humedad que el algodón y además seca más rápido). Es regulador de la temperatura e inhibe el crecimiento de bacterias y ácaros de forma natural. Se lava sin problema en lavadora y se seca rápidamente. Dentro de esta funda está el núcleo Dryfeel, el cual consiste en un material perforado en su totalidad para permitir constantemente la circulación de aire. El tejido exterior del capazo, así como la capota es aislante de la temperatura y del sol, mientras que el del interior con el que está en contacto el bebé es suave y transpirable. Cuando el bebé utiliza la silla, el NIDUS cuenta con una colchoneta de doble cara: invierno y verano, montada sobre una hamaca negra cuyo tejido interior transpirable y el exterior aislante. Para zonas con excesivo calor, se puede recurrir a la regulación en altura del capazo y de la silla, aumentando la distancia entre ellos y el suelo, pues de esta manera los alejamos del asfalto, el cual, a temperaturas extremas tiende a desprender mucho calor.

 

4 necesidades del adulto cubiertas por el NIDUS:

Una vez sabemos qué es bueno para el bebé, también hay que valorar qué necesitan los padres para que sea un cochecito cómodo y práctico.

  • Peso ligero: Mucha resistencia con el menor peso:

– Chasis sin ruedas: 3,4 kg

– Chasis con ruedas: 5,5 kg

– Chasis con hamaca: 8 kg

– Chasis con capazo: 8.5 kg

  • Dimensiones compactas: Dimensiones limitadas sin sacrificar algo de confort del bebé

Abierto: – 55 ancho x 70 largo x 114 alto

Plegado: – 82 largo x 20 de alto x 55 de ancho

Plegado ultra compacto: (con ruedas acopladas en la cesta) – 82 largo x 10 de alto x 45 ancho

  • Manejo versátil y sencillo: Un producto ligero y compacto no puede renunciar a la versatilidad, ni tampoco a la facilidad de uso y almacenamiento:

Versatilidad: – Hamaca reversible

– Colchoneta complementaria invierno/verano.

– Regulación de posiciones de reclinado (6 posiciones en total, 3 mirando hacia adelante, 3 mirando hacia el adulto).

– 3 Posiciones en altura silla/capazo

– Sistema de amortiguación en las 4 ruedas

– Sistema de amortiguación complementario de chasis flexible

– Sistema de amortiguación complementario de colchón

– Capota 3 fases con tejido solar

Facilidad de Uso: – Plegado del chasis con 1 mano

– 4 ruedas macizas extraíbles con rodamientos blindados

– Única estructura silla/capazo adaptable mediante cremalleras

  • Almacenamiento: – Todo desenfundable y lavable

– Capazo plegable

– Hamaca desmontable y plegable

Este cochecito es una opción estupenda para aquellas familias que no quieren prescindir del confort de su bebé, pero que no quieran optar por productos de de dimensiones y pesos superiores.

Y ¡ya lo tenemos en tienda! ¿Tienes ganas de conocerlo en persona? Te esperamos 😉

2 Thoughts to “WOB NIDUS – Pensando en las necesidades del bebé”

  1. Miriam

    Hola, hay alguna web del fabricante donde poder ver los accesorios que tiene este cochecito? saquito, burbuja lluvia, mosquitera… Gracias

  2. Pili

    Buenas ay algún maxicosi que se le pueda adaptar?? Ya tengo el carro con el capazo y la sillita pero me gustaría saber si ay algún modelo de maxicosi que se le pueda acoplar
    Gracias

Nos encanta leerte, déjanos un comentario!