Vídeo testimonio de un accidente familiar en el que su bebé viajaba a contra marcha

Vídeo testimonio de un accidente familiar en el que su bebé viajaba a contra marcha

Lo primero que queremos es agradecer a esta familia el haber compartido con nosotros todo lo ocurrido en el accidente que tuvieron hace unos días.

Hablar de seguridad infantil en el coche es algo serio y en ocasiones muy duro. La entrada de hoy es quizá una de las más útiles que hemos escrito hasta ahora. Casi todos los productos para bebés pueden ser ‘prescindibles’, pero las sillas para el coche ¡SIEMPRE SON NECESARIAS! El coche es el lugar donde los niños son más vulnerables.

Una de las cosas que más nos llama la atención es que cada día nos encontramos con padres que no tienen una información correcta sobre los sistemas de retención infantil. Nos preocupan cosas como, por ejemplo,  que en muchas ocasiones nos piden:

  • Sillas evolutivas que duren todo el tiempo que el niño va a necesitar el sistema de retención. Suele pasar que en ese tipo de silla alguna de las etapas  no cubre bien las necesidades de ajuste del niño. Normalmente el grupo 1 queda grande. Por ejemplo si en nuestro calzado necesitamos un 37 una zapatilla que vaya del 37 al 40 no quedará igual de sujeta. Pero cada bebé tiene tamaños diferentes, por eso siempre recomendamos probar la silla antes de comprarla.
  • Capazos homologados. Aunque hay capazos en el  mercado que están homologados para el coche no son seguros. Estos dispositivos sólo sujetan al bebé por la cintura y al viajar tumbado, en caso de impacto, la cabeza (que no está bien protegida) puede chocar con cualquiera de los laterales del dispositivo. Además el cinturón ejerce presión sobre el tórax y el cuello queda libre puediendo sufrir lesiones por el movimiento incontrolado de la cabeza.  El sistema de retención más seguro para los primeros meses de vida es el Grupo 0

Hay muchas cosas a valorar en el momento de comprar una silla para el coche, por eso creemos que la información debería ser accesible para todo el mundo. Nuestro objetivo a partir de hoy es ir escribiendo entradas, en este blog, que os ayuden a entender los puntos importantes que hay que valorar antes de elegir una sistema de retención para vuestro bebé.

Lo primero que queremos transmitir es que

la manera más segura de viajar para un bebé, desde que nace hasta (mínimo) los tres años, es a contra marcha.

En este link podréis haceros una idea del porqué.

Es cierto que en el momento en el que nos convertimos en papás no podemos sacarnos un máster en anatomía del bebé, en física ni en ingeniería. Pero si podemos exigir, tanto a marcas como a tiendas de puericultura, que se formen y transmitan el conocimiento de una forma clara y sencilla.

Un ejemplo de esta información ‘poco clara’ es cuando vas a comprar y te dicen: ‘Evidentemente esta silla es segura porque está homologada’. Si alguna vez oyes esto en una tienda ¡Huye!

 Todas las sillas del mercado están homologadas, pero eso no significa que sean seguras. Lo homologación tiene como finalidad establecer los requisitos básicos que ha de cumplir la silla: la instalación, los tejidos, y el peso del niño, pero no mide la seguridad. La homologación es la misma para la silla más completa del mercado que para la más básica. Hablaremos de ello en próximas entradas.

Pero volvamos a lo que nos importa en este artículo, el sentido de la marcha y la posibilidad de que un bebé salga ileso de un accidente. Hemos escuchado muchas veces hablar de niños que no se han salvado o que han quedado con secuelas muy graves, como es el caso de Jackson Taylor Parece que siempre nos suenan lejos, no conocemos a demasiadas familias que hayan pasado por algo así y entonces es cuando uno puede pensar ‘Eso no me va a pasar a mí porque yo voy con cuidado’.

Pues, incluso en accidente poco graves, con adultos ilesos, hay niños que no tienen tanta suerte (ejemplo aquí).

Ahora hemos conocido a una familia que nos ha podido explicar su experiencia, por suerte con una silla a contra marcha y con un final feliz.

Gracias a esta historia esperamos que comprendáis que para nosotros es importante remarcar que los niños a contra marcha viajan más seguros.

Nuestra recomendación es que antes de comprar un sistema retención infantil

INVESTIGUES, TE INFORMES Y, DESPUÉS,  LO LLEVES A CONTRA MARCHA

Durante este mes iremos publicando más información técnica y específica sobre que los niños viajen en el sentido contrario a la marcha. No nos perdáis de vista, pronto recibiréis más información.

Si crees que es importante, comparte.

 

 

 

3 Thoughts to “Vídeo testimonio de un accidente familiar en el que su bebé viajaba a contra marcha”

  1. […] la historia de una familia a la que asesoramos y meses después tuvieron un accidente de tráfico (artículo aquí). Después del éxito de visualización del vídeo y todas las veces que lo habéis compartido […]

  2. […] suerte, pocos son los que han tenido la experiencia de un accidente (en este link encontrarás un accidente a 90 km/h que si no hubiese ido en una silla a contramarcha el resultado […]

  3. […] que habéis leído nuestras anteriores entradas (Sillas de seguridad y el vídeo-testimonio) , seguís nuestras redes sociales y os acercáis a  nuestras tiendas sabéis que para nosotros, […]

Nos encanta leerte, déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.