Stokke Beat: el cochecito urbano compacto

Stokke Beat: el cochecito urbano compacto

31 octubre, 2019 0 Por Experiencia Bebé

Lo estábamos esperando, desde julio concretamente, se ha hecho de rogar. Ya tenemos en nuestras tiendas el nuevo Stokke Beat: la marca noruega se introduce de lleno en el mercado del cochecito urbano compacto.

STOKKE BEAT

Hasta ahora, nos tenían acostumbrados a cochecitos todoterreno, con ruedas grandes, chasis robustos y sillas altas; adaptables a cualquier situación, pensados en la comodidad de nuestros peques. Pero el mercado es el que manda y todos debemos adaptarnos a las nuevas generaciones de padres.

Buscamos cochecitos más ligeros, más rápidos de plegar y más prácticos. Nuestro entorno diario es la ciudad y un ritmo de vida ajetreado.

Características principales del nuevo Stokke Beat

Teniendo en cuenta las necesidades del público, Stokke lo ha hecho muy bien. El Stokke Beat es el cochecito urbano adaptado a las nuevas exigencias.

Según sus datos oficiales sus 9,5 kg le convertirían en uno de los más ligeros en su segmento, y eso lo notamos sobre todo al probarlo en nuestro Stroller Test de Experiencia Bebé Sabadell y al plegarlo con una sola mano.

Sus medidas desplegado son Pr: 97 cm An: 53,5 cm Al: 115 cm ; y plegado, Pr: 78 cm An: 53,5 cm Al: 32 cm.

Aún así, sus ruedas no son pequeñas, tienen un tamaño medio que permiten librarse de obstáculos fácilmente. Fabricadas con una cubierta de caucho y un núcleo interno de espuma que permite una absorción óptima de la energía, recordándonos a las ruedas de aire.

Tanto su arnés como la barra de seguridad facilitan la colocación del bebé; y su reposapiés es amplio y cómodo.

Su cesta, muy espaciosa, está diseñada para aguantar 10 kg; perfecta para llevar las cosas de nuestro bebé o meter la bolsa de la compra.

Stokke Beat cesta

Pasos sencillos para reclinar y plegar

En cuanto al reclinado, Stokke ha creado un sistema muy sencillo que permite graduar la inclinación en el ángulo que queramos. No tiene posiciones definidas ni mecanismos que puedan necesitar futuras reparaciones. Una sencilla cinta con una pinza permite reclinar a nuestro peque de una manera muy suave.

El Stokke Beat consta de una silla de tipo pediátrica homologada hasta los 15 kg, donde podríamos incluso poner a un bebé de menos de seis meses sin necesidad de un reductor, en el caso de que el capazo se le quede algo pequeño. Aunque por experiencia, los capazos de Stokke son muy completos y amplios.

Stokke Beat capazo

Su respaldo no es totalmente rígido, presenta un ligero movimiento destinado a absorber la trepidación transmitida por el terreno.

En cuanto al plegado, podemos realizarlo sin la silla o con ella en ambas posiciones: tanto mirando hacia los padres como mirando al mundo. Simplemente subiendo el reposapiés sin necesidad de quitar la barra de seguridad y pulsando el botón blanco que se encuentra bajo la silla en el chasis, nos queda un plegado muy compacto.

Textiles sostenibles para el Stokke Beat

Su capota extensible y ventilada, la misma que para el capazo, tiene un diseño fácilmente reconocible cuando la vemos de lado. Incluso, tiene protección UV y es repelante al agua.

Todos los textiles son desenfundables y lavables; y algo que nos parece un gran paso es su procedencia: botellas de plástico recicladas (PET).

Nos gusta que las marcas cada vez estén más concienciadas con el medio ambiente introduciendo materiales sostenibles en la fabricación de sus productos

Colores y precio

El Stokke Beat se presenta con chasis negro y tres posibles colores: Blue Melange, Black Melange y Negro.

El precio del Stokke Beat es de 829€: chasis y silla 599€ y capazo por 230€. Sin duda un precio muy competitivo en comparación con otros cochecitos de su segmento.