El Postparto: no todo es tan bonito como parece

Hoy queremos hablaros del Postparto. Sí, Postparto con mayúscula, porque creemos que es un tema tabú que necesita empezar a ser reconocido como lo que es: una época en ocasiones muy dura y muy oscura.
Cuando una mujer se queda embarazada se informa sobre todos los cambios que suceden en su cuerpo, lee libros sobre la evolución del feto, y asiste a varias clases preparto donde la preparan para el gran momento. Preparamos a consciencia la canastilla del bebé, elegida con gran ilusión, y dejamos lista toda la logística para que cuando llegue el momento del parto, todo salga a la perfección.
Y el gran momento llega. A veces dura unas pocas horas, otras veces acaba demasiado rápido con una cesárea, y otras veces se alarga lo que parece una eternidad. Pero pasa. Y aunque en el momento no lo parezca, pasa rápido. Vaya, parece que una vez superado el parto ya está todo, ¿verdad? Pues no.
De repente esta mujer que lleva tantos meses soñando con el momento de coger a su bebé en brazos, se encuentra en una situación que dista mucho de la idea tan romántica e idealizada que había creado en su mente. No se lo había imaginado, pero sin quererlo le asaltan dudas: ¿Seré capaz de criarlo? ¿Por qué no para/paro de llorar? ¿Es que no tengo suficiente leche? ¿Por qué todo el mundo me da su opinión? ¿Tan mal lo estoy haciendo? ¿Puede ser que eche de menos mi vida antes del niño? ¿! Cómo puedo estar pensando esto!? ¿Me siento mal por…sentirme mal?
¡Bienvenidas al postparto! Es normal sentirse así. El postparto o puerperio es la famosa cuarentena (que nunca son 40 días), es el tiempo que pasa des del parto hasta que el cuerpo vuelve a estar cómo antes del embarazo (o casi, o más o menos, o menos que más).

Pero podemos ver algunos consejos para que puedas informarte más sobre esta etapa y así conseguir pasarla de la mejor manera posible.

  •  La Lactancia materna:
    La lactancia a veces no es tan fácil como puede parecer. La leche puede tardar unos cuantos días en subir, pero no te preocupes, durante los primeros días tu bebé tiene suficiente con el calostro que produces. Algunos bebés no se agarran correctamente al pezón a la primera, y como consecuencia pueden salir grietas que llegan a ser muy dolorosas. En este caso es aconsejable consultar con tu comadrona o con una asesora de lactancia que te ayudará a conseguir una lactancia exitosa, ya sea corrigiendo la posición de la boca del bebé como la postura con la que cogerlo, o analizando si puede haber otras complicaciones como el frenillo lingual corto. Es importante que ante cualquier duda pidas ayuda.

lactancia

  • Depresión postparto:
    Puede que durante las primeras semanas te sientas cansada y triste. No te preocupes, no eres mala madre. La depresión o tristeza postparto es un estado de ánimo provocado por las hormonas. La sufren más mujeres de las que crees, aunque se habla poco de ello. Además, seguramente estabas acostumbrada a dormir muchas horas, y de repente las noches se convierten en un período de tiempo más corto (¿2 horas, 4 horas?). Ya no tienes tiempo para darte una ducha tranquila, no te sientes bien con tu cuerpo, y no puedes hacer nada de lo que hacías antes. Todo esto también pasará, pero si ves que con el paso del tiempo no mejoras, o que te sientes realmente deprimida, busca ayuda profesional.

drepresion-postparto

  • Es importante descansar
    ¡Cuídate! Sabemos que tu bebé te necesita las 24 horas del día, pero aprende a mimarte a ti misma. Come correctamente (nada de hacer dietas ahora, ya tendrás tiempo para recuperar tu figura), bebe mínimo dos litros de agua al día (sobre todo si das el pecho), y duerme todo lo que puedas. Una buena idea es aprovechar las siestas del bebé para echarte una cabezadita tú también. ¡Seguro que tu cuerpo te lo agradece! Piensa que para que tu pequeñín esté bien, tú tienes que estarlo primero.

sueno-bebe

  • Vigila tus heridas de guerra:
    Ten en cuenta los cuidados físicos si te han hecho una episiotomía: Sigue los consejos de tu médico, límpiate bien los puntos cada vez que vayas al baño con abundante agua y sécalos bien, intenta mantenerlos secos para que cicatricen más rápido. Si notas síntomas de infección, acude a tu ginecólogo para que pueda echar un vistazo. Si tu parto ha sido por cesárea, es posible que la cicatriz te moleste durante un tiempo, evita los movimientos bruscos, vigila al estornudar o reír, y toma analgésicos si el dolor persiste. Y ya sabes, ante cualquier duda, consulta con el especialista.

cuidados

  • Deja el deporte para después de la cuarentena:
    Deja el ejercicio para más adelante. Ahora es momento de dar paseos porteando a tu bebé o de empezar con los ejercicios de Kegel para fortalecer tu suelo pélvico. Cuándo hayan pasado unas seis semanas des del parto podrás empezar a recuperar tu actividad física habitual, pero siempre de manera gradual y con el permiso de tu ginecólogo.

paseo-bebe

  • Comparte tus sentimientos:
    El puerperio puede ser una temporada un poco dura en la que no todo es tan bonito como parece, pero al final todo acaba volviendo a la normalidad, ¡sólo que con uno más en la familia! Te aconsejamos que busques grupos de lactancia o de crianza donde puedas expresar tus dudas y compartir cómo te sientes, comprobar que no eres la única que está en la misma situación te ayudará a sentirte mejor. Comparte tus sentimientos con tu pareja, familia o amigos, no te encierres en ti misma intentado hacer ver que no pasa nada. Es una situación habitual que, entre todos, debemos normalizar.

madres

Nos encanta leerte, déjanos un comentario!